Sensor de huellas del Galaxy S8

Tendremos que esperar otro año entero para que Samsung corrija la lamentable posición del lector de huellas dactilares

El plan original de Samsung al quitar el botón de inicio físico en sus “teléfonos insignia” era implantar el sensor de huellas digitales debajo de la pantalla, justo donde se ubica el botón actualmente. Algunos coinciden que es la posición más natural para él. El problema es que la tecnología no estaba lista a tiempo para el Samsung Galaxy S8.

Esperábamos que estuviera listo para la fabricación del Galaxy Note 8, pero eso tampoco será posible. Quizás sí lo estará a tiempo para el Galaxy S9… ¿verdad? No, no según un nuevo informe de KGI. Se dice que lo más cerca que estamos de disfrutar de esta bondad será con el Galaxy Note 9, que se calcula que será lanzado al mercado dentro de un año a partir de ahora, si el calendario de I + D de Samsung se mantiene.

El Samsung Galaxy S8 debutó como uno de los smartphones más redondeados, (los bordes inexistentes), de la historia. Se destaca en casi todas las áreas de diseño y función, pero hubo un rasgo que la mayoría estaba de acuerdo con que era muy molesto, y fue algo que los hizo echar un paso atrás: el sensor de huellas dactilar estaba en la parte de atrás.

No fue el caso de encontrar el sensor en la parte trasera lo que hizo que algunos rechazan esa función sino que estaba más bien en uno de sus laterales.

Tenerlo situado a la derecha de la lente de la cámara podría hacer que algunos se confundieran al tratar de colocar el dedo en el sensor. E incluso si has dominado el arte de localizar la superficie de la huella dactilar, sigue siendo inherentemente más difícil de usar con una mano que con la otra.

Es un simple error, y probablemente tendremos que sufrir por lo menos 3 lanzamientos más importantes antes de que Samsung finalmente pueda dominar este tema.

Post Relacionados:

Deja una respuesta