sensor-huellas-dactilares-telefonos-moviles-no-seguro
Los sensores de huellas dactilares en teléfonos móviles no son seguros

El reciente problema de reconocimiento de huellas dactilares del Samsung Galaxy S10 (ya solucionado teóricamente, pero el vídeo que os dejamos más abajo nos deja bastantes dudas) ha hecho que muchos consumidores se pregunten si la tecnología esta realmente lista.

El Galaxy S10 fue el primero de Samsung en utilizar un sensor ultrasónico de huellas dactilares, pero no sin problemas. Ya se ha lanzado un actualización oficial con una serie de corrección de errores, pero no parece del todo solucionado según podréis ver en el vídeo anclado un par de párrafos más abajo. Pero en un esfuerzo por asegurarse de que finalmente desaparezcan los problemas, algunos piratas informáticos se reunieron para verificar si las huellas dactilares dejadas por ejemplo en vasos funcionarían.

Aparentemente sí. Las huellas dactilares que quedan en vasos son suficientes para desbloquear tu teléfono. El equipo de X-Lab, Tencent Security, lo intentó varias veces y demostró la posibilidad en un evento enfocado a la piratería.

Echen un vistazo a este vídeo por ejemplo, porque no tiene desperdicio del Samsung Galaxy Note 10 pirateado con una simple funda transparente:

En el evento tecnológico celebrado en Shanghai, se pidió a los miembros de la audiencia que tocaran un vaso. Las huellas digitales se capturaron y se ejecutaron a través de una aplicación especial. Las huellas digitales se transformaron en versiones físicas, como “clones” para usar en teléfonos móviles.

La muestra en directo reveló que los teléfonos pueden ser engañados por huellas dactilares “falsas”. El experimento demostró la posibilidad de la situación. Es posible, pero no está claro cómo se sacaron las huellas dactilares del vaso y cómo se transfirieron a la aplicación.

Los sensores de huellas dactilares no son infalibles, pero los incrustados en pantallas son una temeridad

Es como lo que vemos habitualmente en las películas: saca las huellas dactilares de una superficie y luego úsalas para acceder a una máquina segura que requiere autenticación y reconocimiento de huellas. Los hackers incluso dijeron que el “hack” funcionó en tres tipos de sensores de huellas digitales: capacitiva, óptica y ultrasónica.

Puede haber algunas preguntas sobre el método de los usado por los hackers en cuestión, pero creemos que los sensores de reconocimiento de huellas dactilares, especialmente aquellos que están incrustados en pantalla, no son realmente seguros. También es cierto que siempre hay una forma de saltarse un sistema “seguro”, porque la tecnología no es perfecta.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí