Samsung SDI busca recuperar la confianza de sus clientes

Samsung SDI, proveedor de baterías del Note 7 busca recuperar la confianza de sus clientes

La reputación de Samsung parece haber sobrevivido a la tormenta provocada por el fiasco del Samsung Galaxy Note 7 y sus problemas crónicos de sobrecalentamiento de baterías en las que muchas saltaban en llamas, Y que según una encuesta realizada no la toman como culpable directa. No ha corrido la misma suerte la filial de Samsung encargada de la mayor parte de las baterías suministradas a los Note 7, que no es otra que Samsung SDI.

Todas las miradas fueron puestas en dicha filial de Samsung a pesar de que sus baterías no fueron las únicas en saltar en llamas en los dispositivos, y en esas están, trabajando contra viento y marea para recuperar la confianza total de sus clientes.  Samsung SDI ha logrado convencer a sus mayores clientes  (como por ejemplo Apple) de que sus baterías son seguras. Sin embargo, tras conocerse los problemas de los Samsung Galaxy Note 7 y ser señalados por todos, el valor de mercado de Samsung SDI cayó un 20% y así se ha mantenido sin lograr recuperar ese valor perdido.

“Desde el primer suceso, hemos tenido muchas consultas de nuestros clientes, como Apple, preguntando si las baterías usadas de sus productos eran seguras y no se verían afectados “, dijo un empleado SDI, que quiso permanecer en el anonimato. “también nos preguntamos si deberíamos haber hecho todo esto [la batería del Note 7] de este modo, o si podría haber sido de otra manera.”

Creemos que está situación para Samsung SDI tendrá consecuencias más bien para futuros clientes que para los actuales y tendrán que trabajar duro para que su imagen de marca quede totalmente limpia. Hablamos de una empresa que ocupa un total del 25% de la cuota de mercado de baterías de dispositivos móviles y que también está tratando de abrirse hueco en la industria del automóvil y otros sectores.

Samsung SDI seguramente tenga poca culpa en lo relacionado con el fiasco resultado del Galaxy Note 7, que más bien parecía un error de diseño en el que la batería era la perjudicada. Lo que si es seguro, es que dicha empresa ha sido la cabeza de turco y le costará volver a la normalidad a corto plazo. Samsung deberá pronunciarse sobre los resultados de los estudios del caso Note 7 y veremos cuál ha sido realmente el causante del problema, si es que deciden ser sinceros en el asunto.

Post Relacionados:

Una respuesta

  1. Up20

Deja una respuesta