samsung-galaxy-s20-ultra-precio-costo-fabricacion
Samsung Galaxy S20 Ultra

Samsung lanzó recientemente al monstruo premium en la serie S llamado Galaxy S20 Ultra. Es el teléfono más caro en la historia de toda la serie S y está repleto de características top, hasta arriba de ellas. Empieza con un precio de 1399€/$, pero ¿cuánto cuesta fabricar uno de estos mastodontes? Tech Insights recientemente desengranó un Galaxy S20 Ultra con el número de modelo SM-G988N (Unidad de Corea del Sur). Después de un análisis preliminar de costos, descubrieron que el dispositivo variante de 12GB RAM + 256GB almacenamiento le costó a Samsung solo alrededor de 528.50$ (467€), que la compañía vende por 1399€/$.

No es extraño en absoluto que las marcas vendan sus productos mucho más caros de lo que cuesta construirlos. Pero estas estimaciones de precios no incluyen marketing y otros gastos. Incluso si se agregan más tarde, las compañías aún logran obtener ganancias, especialmente en teléfonos de alta gama.

Dicho esto, a continuación se detalla el costo de los componentes en el Samsung Galaxy S20 Ultra (SM-G988N) según la investigación.

samsung-galaxy-s20-ultra-precio-costo-fabricacion-componentes
Precio por componente del Samsung Galaxy S20 Ultra

Al observar los datos anteriores, podemos ver claramente que los sensores de cámaras utilizados en el Galaxy S20 Ultra cuestan más a 107.50$. Por lo general, las pantallas y los procesadores son los más caros, pero en el caso del S20 Ultra, es diferente, ya que vienen después de los sensores de imagen utilizados en el teléfono por la compañía.

De todos modos, esto es solo un costo aproximado, el costo real más otros gastos pueden variar (recordemos de que Samsung fabrica muchos chips y procesadores y todo queda en casa). Sin duda es una información que a más de uno de vosotros os cogerá por sorpresa, a otros más experimentados en el sector no os sorprenderá tanto.

También es importante saber que una de las razones de que los dispositivos se disparen en cuanto a precio es por la campaña de márketing que les meten detrás y es por eso que en muchas ocasiones no vemos un cambio significativo cuando ponemos a uno de estos mastodontes junto con los topes de gama de Xiaomi o OnePlus, y sí que existe diferencia en los precios. La marca hay que pagarla.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí