Rumor: el Samsung Galaxy Note 8 sería el primer teléfono en equipar un Snapdragon 836 y sensor de huellas bajo la pantalla

El fabricante de procesadores estadounidense Qualcomm, parece que tiene preparada una sorpresa para el Samsung Galaxy Note 8, y es una evolución en su procesador tope de gama de este año, hablamos del Snapdragon 836, algo que cada vez suena más fuerte en la red. Si esto llegase a ser cierto, el Note 8 sería el primer teléfono en montar la evolución del Snapdragon 835, algo que nos clarificaría la alianza Samsung-Qualcomm y la ventaja que tiene la compañía surcoreana respecto a toda su competencia en relación a los procesadores Snapdragon.

El Samsung Galaxy Note 8 se espera sea lanzado en la segunda mitad de este año. Se espera también que monte una pantalla de 6,3 pulgadas usando el mismo formato que actualmente usan el Galaxy S8 y S8+ con su tecnología Infinity Display. Lo que nos choca un poco es que se habla de que llevaría también su correspondiente pantalla curvada, algo que choca un poco y que quizás no sería lo más apropiado para usar el S-Pen. Se habla de que la resolución de pantalla llegaría hasta los 4K, algo sinceramente inútil, ya que de hecho en el Samsung Galaxy S8 y S8+ vienen por defecto sus pantalla configuradas en FHD+ en detrimento de la máxima resolución de su pantalla WQHD+. Todo esto con las miras puestas en el consumo de batería.

Siguiente en la senda del procesador Snapdragon 836, se habla de que tendría una velocidad de reloj de 2,5 GHz, ligeramente superior a los 2,45 GHz límites del Snapdragon 835. La fuente de la que nos surtimos, también señala que la GPU del Snapdragon 836 llegaría hasta los 740MHz. Se espera que el Galaxy Note 8 se anuncie durante el IFA Berlín 2017.

Sensor de huellas incrustado en pantalla

Si el Galaxy S8 no consiguió que esta tecnología llegara a tiempo para ser montada en el dispositivo, teniendo que optar por colocar el sensor en su parte posterior en una zona poco ortodoxa para no tener que rehacer el diseño, el Samsung Galaxy Note 8 contará con la suerte de poder equipar dicha tecnología en su diseño final, algo que ahorraría espacio y provocaría un diseño muchísimo más limpio y elegante al phablet de Samsung. En un render filtrado días atrás, podemos comprobar cómo el sensor de huellas no aparece por ningún sitio, algo que sugiere y afirma sobre lo que hablamos. Sin duda sería un gran salto tecnológico y que haría los dispositivos más atractivos si cabe. Os dejamos con el render.

Render del Samsung Galaxy Note 8

Post Relacionados:

Deja una respuesta