NFC que es. Tecnología NFC.
NFC: qué es y cómo funciona

NFC: qué es y cómo funciona en dispositivos móviles

Te mostramos lo que necesitas saber sobre el NFC: la tecnología que permite a dispositivos comunicarse a corta distancia.

Marcial Triguero
Por Marcial Triguero

¡Hey! 🙌 ¿Alguna vez has oído hablar del NFC? No, no me refiero a la liga de fútbol americano, sino a la Comunicación de Campo Cercano (o Near Field Communication por sus siglas en inglés). ¡Sí, ese chisme tecnológico que probablemente usas todos los días casi con tanta frecuencia como el respirar! 😜

¿Qué es el NFC y por qué debería importarte? 🤔💡

Bueno, para empezar, sería un crimen no hablar de tecnologías que están aquí para hacernos la vida más fácil sin mencionar el NFC. Originalmente, la gente pensaba que solo serviría para una cosita, pero ¡sorpresa! Su potencial es tan grande que lo usamos varias veces al día.

Si eres de los que se pasa por nuestro sitio a menudo, seguro ya te has topado con algo sobre la tecnología NFC y cómo está revolucionando nuestros dispositivos móviles. Pero, ¿realmente sabes qué es? No te preocupes, si estás un poco perdido, aquí te lo vamos a explicar alto y claro.

La mayoría de los smartphones que vemos por ahí, esos que todos llevamos en el bolsillo, ya vienen con este superpoder. Por decirlo de alguna manera, es como un lenguaje secreto que permite a los dispositivos charlar entre ellos cuando están cerquita.

¿Cómo funciona la tecnología NFC y cómo hace su magia? 🎩✨

NFC-que-es

¡Pára el carro! Antes de que pienses que el NFC es solo otro WiFi o Bluetooth, déjame decirte que no, no lo es. Aunque todos ellos son inalámbricos y nos hacen sentir como si tuviéramos superpoderes, el NFC es el primo cool que solo habla cuando está muy, muy cerca. Como esos amigos a los que les encanta contar solamente secretos al oído. 🤫

Ahora, no pienses que solo los smartphones tienen el honor de contar con esta tecnología. ¡No señor! Tablets, reproductores, coleccionables y hasta consolas de videojuegos se han subido al tren del NFC.

¿Te parece que tiene poca utilidad? ¡Piénsalo de nuevo! Aunque pueda parecer que su corta distancia de acción es un punto en contra, en realidad es su superpoder secreto. Es como tener un asistente personal en tu bolsillo que te ahorra tiempo en un montón de tareas. 🕺💃

Pero, ¿cómo funciona esta maravilla? Bueno, todo se reduce a los campos electromagnéticos de los dispositivos. Es como si tuvieran una conversación secreta, intercambiando chismes (o información) en ambas direcciones.

Hay dos formas en las que esta tecnología trabaja: la activa, donde ambos dispositivos chismean entre sí, y la pasiva, donde solo uno de ellos toma la iniciativa y envía información mientras el otro simplemente escucha y recibe. En el modo pasivo, el dispositivo “escuchador” no necesita energía propia para interactuar, aprovechando la energía del dispositivo activo. ¡Así de ingenioso es el NFC!

¿Qué dispositivos tienen NFC? 📱⌚

El Nexus S fue el primer teléfono móvil con NFC de la historia.
El Nexus S fue el primero en equipar la tecnología NFC

¡Retrocedamos en el tiempo! 🕰️ En 2010, el Nexus S se puso sus gafas de sol y caminó por la alfombra roja, convirtiéndose en el primer móvil Android en lucir el NFC. Y, ¿Apple? Bueno, se tomaron su tiempo, pero en 2014 finalmente se unieron a la fiesta con el iPhone 6.

Hoy en día, es como si el NFC fuera el accesorio de moda que todos quieren tener. Lo encuentras en todos lados: desde tu smartphone hasta ese smartwatch o reloj inteligente que te regaló tu tía en Navidad. Es tan popular que solo los dispositivos que son como el patito feo de la tecnología (es decir, los más baratitos) no lo tienen.

¿Dónde y para qué sacarle jugo al NFC? 🍊📲

La tecnología NFC sirve también para abrir vehículos que lo soporten.
NFC para abrir vehículos

¡Amigo! Si piensas que el NFC solo sirve para presumir con tus amigos, ¡estás muy equivocado! Esta tecnología es como esa navaja suiza que llevas en el bolsillo y que tiene mil y un usos. Aquí te dejo algunos de los más útiles:

1. Sincronización: ¡Al instante! ⚡🎧

¿Cansado de esos momentos incómodos tratando de conectar tus auriculares inalámbricos o ese altavoz Bluetooth que siempre se resiste? ¡Dile adiós a esos dramas! Con el NFC, es como si tu dispositivo tuviera un botón mágico que hace que todo se sincronice instantáneamente. ¡Mucho más fácil y rápido que el viejo Bluetooth!

Marcas como Sony y Samsung están subiendo la apuesta en el mundo NFC. No solo están integrando sistemas de sincronización NFC en sus dispositivos portátiles, sino que están mejorando y facilitando la experiencia de uso de sus productos a niveles épicos.

2. Comunicación: ¡Chismes al instante! 📢🌍

El NFC no solo sirve para hablar con otros dispositivos, sino también para recibir toda la info que necesitas en un pestañeo. Imagina que estás en una ciudad y, ¡pum!, recibes audios, guías, cuánto falta para el próximo autobús, ofertas, descuentos… ¡Es como tener un informante secreto en tu bolsillo!

¡Momento confesión! 🙋‍♂️ ¿Cuántas veces has tenido que hacer el ridículo yoga-tecnológico de girar el router buscando la contraseña del WiFi para ti o tus amigos? ¡Pues con el NFC, esos días de acrobacias están contados! Imagina tener una etiqueta mágica que, al acercarle un teléfono, ¡pum! le pasa la clave del WiFi. Así, cada vez que alguien quiera conectarse, solo tiene que acercar su móvil a la etiqueta y ¡listo! Conexión instantánea sin malabares.

3. Pagos: ¡Adiós, billetera! 💸📱

¡Flashback a 2011! 🚀 En ese año, Google, con su habitual estilo de “vamos a cambiar el mundo”, lanzó Google Wallet. Imagina un monedero, pero en tu móvil. Este sistema basado en NFC te permitía convertir tu smartphone en una especie de varita mágica para pagos, digitalizando tus tarjetas de crédito.

Y es que probablemente este sea el uso más famoso del NFC. ¿Por qué? Porque te permite pagar con tu móvil como si fuera una varita mágica. Olvídate de andar buscando efectivo o sacando tarjetas. Solo necesitas tenerlas vinculadas en tu dispositivo (mediante Samsung Pay o Google Wallet) y ¡voilà! Tienes una versión digital de ellas. (Y entre nosotros, yo ya ni me acuerdo de cuándo fue la última vez que usé efectivo).

NFC vs Bluetooth: ¡Duelo de titanes! 🥊📲

¡Paren todo! Si has llegado hasta aquí, es porque eres de los curiosos que quieren saber quién gana en esta batalla épica: NFC vs Bluetooth. Y aunque podrías pensar que ya hemos elegido un campeón, la verdad es que todo depende de cómo quieras usarlo. Pero, ¡vamos al grano!

NFC: el ninja silencioso 🥷🔍

El NFC es como ese amigo que siempre está ahí cuando lo necesitas, pero sin hacer mucho ruido. No necesita que lo emparejes manualmente cada vez que quieras usarlo, simplemente está listo para actuar. Y, ¿sabes qué es lo mejor? Es súper considerado con la batería de tus dispositivos. Gracias a su rango de cobertura más corto, no gasta tanta energía como el Bluetooth. ¡Un verdadero héroe del ahorro energético!

Bluetooth: el veterano de mil batallas 🎖️📡

No nos malinterpretes, el Bluetooth tiene sus méritos. Pero si lo comparamos con el NFC en términos de practicidad y eficiencia, el NFC lleva la delantera en la mayoría de los casos.

¡Ahora ya eres todo un experto en NFC! 🤓📱

¡Felicidades! Si has llegado hasta aquí, es porque ya te has convertido en un maestro del NFC. ¡Sí, tú! Y si alguien te pregunta, puedes decir con orgullo que sabes de qué va todo esto.

Hemos intentado no marearte con tecnicismos y explicarte todo de la forma más sencilla posible. Pero, vamos, que el NFC no es como descubrir la teoría de la relatividad. Es una tecnología que está por todas partes y que, si no la has usado ya, seguro que pronto tendrás la oportunidad de hacerlo.

Así que, la próxima vez que alguien te hable del NFC, puedes sacar pecho y decir: “¡Ah, sí! Eso que me permite hacer mil cosas con mi móvil”. Y si te preguntan cómo lo sabes, pues… ¡di que lo aprendiste en tecnoandroid! 😜🎉

Comparte este Artículo
Sígueme en redes:
Veterano de la tecnología con más de 20 años de trayectoria, apasionado por los dispositivos móviles, la domótica y la inteligencia artificial. Además de mi fascinación por el cine y las series, tengo una sólida experiencia en administración de servidores y bases de datos. Comprometido con el aprendizaje continuo, busco siempre estar al día con las últimas tendencias tecnológicas.