Se acabó viajar por Europa con el miedo a la factura telefónica
Se acabó viajar por Europa con el miedo a la factura telefónica

En febrero de este año, la nueva legislación de la UE anunció que suprimiría las tarifas de roaming. Los ciudadanos de los estados miembros de la UE, como en cualquier otro lugar, desde siempre han pagado tasas realmente grandes para poder usar sus móviles en el extranjero. Cada país cuenta con ciertas redes que brindan mejores ofertas de roaming, pero en promedio los precios son realmente inmensos. Afortunadamente, todo esto acaba hoy, ya que la nueva ley de “roam igual que en casa” entra en vigor.

Los ciudadanos de la UE ahora podrán realizar llamadas, enviar mensajes de texto y utilizar datos móviles en cualquiera de los 28 países de la Unión Europea sin ningún incremento de precio. Los países que no forman parte de la UE pero están dentro del Espacio Económico Europeo (EEE) – Islandia, Noruega y Liechtenstein – introducirán la misma política en un futuro próximo. Los clientes de pago por uso se les cobrarán las tarifas estándar que se cobran normalmente en casa y los abonados mensuales verán que el uso de roaming sale de sus asignaciones regulares.

No debe ser sorpresa para nosotros ver que existan advertencias. Por ejemplo, la itinerancia en países de Europa que no son miembros de la UE, como Suiza y Andorra, seguirán trabajando con los mismos costos exorbitantes. Las redes escurridizas pueden aprovechar la ignorancia de algunos usuarios para aumentar los cargos de roaming en esos países para compensar el hecho de tener que reducirlos en otros. En una nota similar, las redes que tratan de no cumplir con esta nueva ley han advertido que podrían tener que aumentar los precios locales para compensar la baja de ingresos. Esperemos que solo sea una amenaza sin efecto. Durante la itinerancia, se realizara el cobro al sobrepasar las asignaciones estándar, y aunque esos cargos serán los mismos que los que se cobran en casa, son fijados por las redes y estos también pudieran sufrir un aumento.

la itinerancia en países de Europa que no son miembros de la UE, como Suiza y Andorra, seguirán trabajando con los mismos precios exorbitantes

La legislación también contiene una política de uso justo, diseñada para impedir que las personas abusen de las nuevas reglas. Los usuarios que pasen un mayor tiempo fuera de su país que dentro de él, estarán sujetos a tarifas de roaming similares a las previamente establecidas. La intención es evitar que los usuarios contraten un servicio en un país de bajo costo para utilizarlo luego en otro lugar. También habrá un límite de uso razonable en el uso de datos. Cualquier indicio de un “volumen razonablemente alto” traerá consigo honorarios adicionales. El límite exacto variará de acuerdo con el contrato y el país en el que se firmó.

Además de las condiciones, esta es una gran noticia para los europeos. Con esta ley quedan atrás los días de perder el tiempo de las vacaciones buscando WiFi gratis porque se niegan a ceder y cancelar las tarifas ridículas de roaming. Sin embargo, los ciudadanos británicos tendrán que aprovechar esto al máximo mientras puedan. Cuando el Brexit finalmente llegue a un buen término es probable que se pierdan estos beneficios.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí