Mujer utilizando tecnología de reconocimiento facial a través de su smartphone.
¿Nos espera un futuro sin aplicaciones? / tecnoandroid ©

¿La inteligencia artificial provocará el fin de las aplicaciones en nuestros teléfonos?

La inteligencia artificial podría llevarnos a un futuro sin aplicaciones en nuestros dispositivos, transformando radicalmente nuestra forma de interactuar a diario con la tecnología.

Marcial Triguero
Por Marcial Triguero

Cuando Steve Jobs subió al escenario en ya lejano 2007 (es increíble lo rápido que pasa el tiempo…) para presentar el primer iPhone, pocos podían imaginar el impacto monumental que tendría este dispositivo en nuestras vidas. No era solo un teléfono; fue el detonante de una absoluta revolución tecnológica. En aquel momento, el iPhone llegó con un puñado de aplicaciones preinstaladas diseñadas por la propia Apple, sin posibilidad de añadir nuevas, ya que ni siquiera existía una tienda de aplicaciones.

Sin embargo, esto cambió radicalmente en 2008 con la llegada de la App Store (‘fiesta’ a la que poco después se uniría Google Play Store en Android), abriendo la puerta a un universo de posibilidades que ha transformado no solo cómo interactuamos con nuestros dispositivos, sino también cómo vivimos, trabajamos y nos relacionamos (tanto para bien como para mal).

Curiosidad

¿Sabías que los usuarios que disponen de smartphones pasan el 88% de su tiempo en dispositivos móviles utilizando aplicaciones? Esto refleja cuán integradas están en nuestra vida diaria.

La transformación del mercado con el desarrollo de aplicaciones ha sido tan profunda que hoy en día es imposible concebir nuestro día a día sin ellas, haciéndonos prácticamente esclavos de nuestros dispositivos. Han cambiado desde la forma en que nos comunicamos hasta cómo consumimos entretenimiento, pasando por nuestras prácticas de compra y mucho más.

Pero, ¿y si estuviéramos al borde de una nueva revolución? La llegada de la inteligencia artificial y la tecnología emergente nos hacen preguntarnos: ¿Estamos avanzando hacia un mundo sin aplicaciones, tal y como las conocemos hoy?

La evolución de la interacción humano-dispositivo

YouTube video

Sí, desde la llegada del iPhone y la posterior explosión del mercado de aplicaciones, hemos sido protagonistas principales de cómo la tecnología ha ido moldeando nuestra relación con los dispositivos. Pero no nos paremos ahí, la evolución continúa a un ritmo vertiginoso (que da miedo). La forma en que las aplicaciones, las notificaciones y los asistentes de voz han cambiado nuestra manera de ‘relacionarnos’ con los dispositivos es solo la punta del iceberg de lo que nos espera.

Aplicaciones, notificaciones, asistentes de voz…

Párate a pensar por un momento cómo las notificaciones han cambiado la manera en que recibimos información, permitiéndonos acceder a ella de manera instantánea sin necesidad de abrir una app. O piensa en Siri y el Asistente de Google, que nos liberan de la necesidad de interactuar con una interfaz gráfica, facilitando que realicemos tareas mediante comandos de voz.

Estas innovaciones han simplificado nuestra interacción con la tecnología, haciéndola más natural y eficiente.

El papel de los relojes inteligentes y otras tecnologías emergentes

Por otro lado, los relojes inteligentes han llevado esta evolución un paso más allá. No solo nos permiten recibir notificaciones o interactuar con asistentes de voz directamente desde nuestra muñeca, sino que también ofrecen una amplia gama de funcionalidades que antes requerían de múltiples dispositivos o aplicaciones. Nos permiten controlar nuestra salud o la reproducción de música, e incluso gestionar nuestra agenda. Los smartwatches son el claro ejemplo de cómo las tecnologías emergentes están redefiniendo la interacción humano-dispositivo.

Es evidente que estamos en la cúspide de una nueva era. Una donde los dispositivos no solo comprenden y anticipan nuestras necesidades, sino que también se integran de manera aún más orgánica en nuestras vidas. La pregunta que queda por responder es: ¿Cómo seguirá evolucionando esta relación entre humanos y dispositivos, y qué papel jugarán las aplicaciones en este futuro cercano?

¿Estamos avanzando hacia un mundo sin aplicaciones?

Proyección de información de vuelo en la palma de una mano, representando la tecnología AI Pin.
AI Pin / Crédito: humane.com

La pregunta que nos ronda la cabeza es, sin duda, provocadora: ¿Estamos avanzando hacia un mundo sin aplicaciones? Esta pregunta no solo cuestiona la omnipresencia de las apps en nuestra vida diaria sino que también desafía nuestra percepción de la tecnología y su evolución.

La idea de un futuro post-aplicaciones

Imaginémonos un futuro donde, al despertar, no tengamos que desplazarnos por una pantalla llena de iconos para encontrar la app que nos muestra el pronóstico del tiempo. En cambio, podríamos simplemente preguntar en voz alta y obtener la respuesta al instante. Este escenario no es ciencia ficción, sino una posibilidad cada vez más tangible gracias a los avances en inteligencia artificial generativa.

Nota

Es vital mantener una mente abierta ante la posibilidad de grandes cambios. La historia de la tecnología está llena de ejemplos de innovaciones que transformaron completamente el paisaje existente. Muchas veces el cambio es tan gradual que ni nos damos cuenta…

Cómo la IA generativa está cambiando nuestra realidad

La IA generativa, con su capacidad para crear contenido nuevo y único a partir de datos existentes (en segundos), está abriendo puertas a formas de interacción que antes parecían de película de ciencia ficción. Al pensar en un asistente personal que no solo entiende nuestras preguntas sino que se adelanta a nuestras necesidades, estamos viendo una realidad donde las aplicaciones, tal y como las conocemos, podrían convertirse en reliquias del pasado.

Vamos a verlo desde esta perspectiva: si un asistente personal basado en IA puede gestionar nuestras citas, recomendarnos música según nuestro estado de ánimo o incluso ayudarnos a planificar un viaje sin necesidad de abrir varias aplicaciones, ¿cuál sería el papel de estas últimas en nuestro día a día?

La posibilidad de un futuro sin aplicaciones no solo es fascinante sino que también plantea preguntas sobre cómo nos adaptaremos a estas nuevas formas de interactuar con la tecnología. La IA generativa, con su potencial para simplificar y enriquecer nuestras vidas, podría ser el catalizador de esta revolución.

El dominio persistente de las aplicaciones

En medio de especulaciones sobre un futuro sin aplicaciones, no podemos ignorar la realidad actual: las apps siguen siendo protagonistas indiscutibles en nuestros dispositivos, eso lo está más que claro. A día de hoy, ¿quién podría imaginarse un smartphone sin WhatsApp, Instagram o Google Maps? Son herramientas que se han vuelto casi que vitales en nuestro día a día.

La popularidad y uso generalizado de las aplicaciones en la actualidad

Según un estudio reciente, el usuario promedio tiene instaladas entre 60 y 90 aplicaciones en su smartphone. Esto es más que un número; es un testimonio de cómo estas pequeñas herramientas digitales se han incrustado en la trama de nuestra vida cotidiana. Desde gestionar finanzas personales hasta mantenernos en forma, las aplicaciones abarcan prácticamente cada aspecto imaginable de nuestra existencia.

Curiosidad

¿Sabías que de media, los usuarios comprueban y miran sus smartphones cada 5 minutos? Eso son casi 200 veces al día si quitamos 8 horas de sueño…

El papel crucial de las aplicaciones en el comercio y la vida cotidiana

Desde un punto de vista comercial, las aplicaciones han abierto vías inimaginables de negocio hace apenas una década. La posibilidad de comprar cualquier cosa, desde un sofá hasta la cena, desde la comodidad de la pantalla de nuestro smartphone, ha transformado radicalmente el comercio.

Las apps han permitido a las empresas llegar a los consumidores de formas más directas y personalizadas, generando a su vez, una economía que mueve miles de millones de euros/dólares al año.

Imaginando alternativas a las aplicaciones

Es momento de abrir nuestra mente y plantearnos una cuestión que, aunque parezca sacada de una película de ciencia ficción, está más cerca de lo que podríamos imaginar: ¿Y si nuestro dispositivo inteligente pudiera adelantarse a nuestras necesidades sin que tengamos que decirle nada? La idea de eliminar la “sobrecarga” de las apps no es solo seductora, sino que también plantea un escenario de simplicidad y eficiencia que hasta ahora nos parecía inalcanzable.

La posibilidad de un dispositivo inteligente que anticipa y atiende necesidades

Te pongo en perspectiva: te levantas por la mañana y tu teléfono ya te ha preparado una lista de tus tareas del día, haya comprobado el clima para recomendarte la ropa adecuada… hasta ha reservado una mesa en tu restaurante favorito para cenar (algo que haces todos los viernes), todo ello basado en tus rutinas y preferencias previas.

Esto es básicamente lo que la inteligencia artificial podría hacer por nosotros, convirtiendo nuestros dispositivos en asistentes que conozcan nuestras necesidades incluso antes de que nosotros mismos seamos conscientes de ellas. Esto es tan increíble y llamativo como terrorífico, según lo veamos.

La eliminación de la “sobrecarga” de las aplicaciones

La “sobrecarga” de aplicaciones es un fenómeno real. Seguro que en más de una ocasión te has encontrado navegando por una ingente cantidad de iconos en tu pantalla (de las cuales no usas ni la mitad), tratando de recordar cuál aplicación hace qué. Un futuro sin esta sobrecarga, donde los comandos de voz o incluso los gestos sean suficientes para que nuestros dispositivos cumplan nuestras órdenes, es algo que no solo aliviaría nuestra carga mental, sino que también haría más cómoda, natural y fluida nuestra relación con la tecnología.

La pregunta que nos hacemos no es si estas alternativas a las aplicaciones llegarán, sino cuándo lo harán y cómo se integrarán en nuestras vidas. Contar con un dispositivo que no solo responda a nuestros comandos, sino que también se anticipe a lo que necesitamos, es una visión del futuro que, personalmente, me emociona y me aterra a partes iguales.

Visionarios tecnológicos y el futuro del software

Y ya metiéndonos de lleno en el mundo de las predicciones tecnológicas, no podemos pasar por alto a figuras cuya visión de este mercado ha marcado el rumbo de la industria. Entre ellos, Bill Gates, con sus ideas que siempre van más allá de lo que lo hacemos el resto de los mortales, destaca por haber adelantado una evolución que estamos empezando a ver.

Las predicciones de Bill Gates sobre asistentes personales basados en software

Ya en la década de los 90, Gates hablaba de “agentes” que, en sus propias palabras, nos permitirían “no tener que usar diferentes aplicaciones para diferentes tareas”. Imaginaba un futuro en el que, simplemente hablando en lenguaje cotidiano a nuestros dispositivos, estos serían capaces de realizar acciones personalizadas gracias a una “rica comprensión de tu vida”. Este concepto, que en su momento parecía tecnología alienígena, está cada vez más cerca de convertirse en realidad gracias a los avances en inteligencia artificial.

Nota

Es impresionante e increíble cómo visionarios como Gates han podido prever el impacto de la tecnología en nuestras vidas, recordándonos la importancia de soñar en grande y pensar en el futuro. Nada es imposible…

Innovaciones disruptivas en el horizonte

YouTube video

Ahora te hablaré sobre Ai Pin de Humane. Este dispositivo es un claro ejemplo de cómo la tecnología está avanzando hacia soluciones que, sobre el papel, serían de poca utilidad. Oero nada más lejos de la realidad. Estamos hablando de un dispositivo que puedes llevar como un pin en tu chaqueta o camiseta, que responde a tus comandos de voz y gestos, proyectando la información directamente en tu mano.

Y todo esto sin pantallas mediante y sin la necesidad de desbloquear o moverte por una maraña de aplicaciones. La idea detrás de Ai Pin es increíble porque nos muestra un camino hacia un futuro donde todo pasa a ser más intuitivo, más natural. Sin la necesidad de llevar nada en el bolsillo.

AI Phone: la promesa de un teléfono inteligente sin aplicaciones

YouTube video

Un ejemplo de hacia dónde vamos sería el AI Phone, una idea que desafía (y cambia) todo lo que sabemos sobre los teléfonos inteligentes y su funcionamiento. Pero, ¿qué es exactamente el AI Phone y cómo podría cambiar nuestro día a día con un smartphone?

¿Qué es el AI Phone y cómo podría simplificar nuestro día a día?

El AI Phone es la culminación de años de avances en inteligencia artificial, ofreciendo un dispositivo que, en lugar de depender de una lista de aplicaciones, utiliza un asistente virtual inteligente que gestionaría todas nuestras necesidades. Esto nos permitiría planificar un viaje o realizar compras, crear vídeos, editar fotografías… el AI Phone promete poder hacerlo todo mediante simples comandos de voz.

Declaraciones de Jon Abrahamson sobre el futuro de los dispositivos móviles y la IA

En palabras de Jon Abrahamson, “la inteligencia artificial y los modelos de lenguaje grande pronto serán una parte integral de los dispositivos móviles“. Abrahamson también apuntó, “Nuestra visión es un asistente para un teléfono inteligente sin aplicaciones. Un verdadero compañero cotidiano que satisface las necesidades y simplifica la vida digital“. Está claro hacia dónde vamos.

Reflexiones sobre esta futura nueva realidad

La promesa de un mundo donde las aplicaciones como las conocemos hoy puedan ser cosa del pasado, y donde dispositivos como el AI Phone se conviertan en nuestros asistentes personales, es estimulante para los que como yo, disfrutan de la tecnología.

Estamos en un punto donde la IA está simplificando nuestras tareas diarias y permitiéndonos concentrarnos en lo que realmente importa. Los avances serán cada vez más rápidos y debemos de mantener la mente abierta.

Estemos preparados para abrazar este futuro, asegurándonos de que la tecnología continúe sirviéndonos y enriqueciendo nuestras vidas de maneras que apenas estamos comenzando a imaginar.

TEMAS:
Comparte este Artículo
Sígueme en redes:
Veterano de la tecnología con más de 20 años de trayectoria, apasionado por los dispositivos móviles, la domótica y la inteligencia artificial. Además de mi fascinación por el cine y las series, tengo una sólida experiencia en administración de servidores y bases de datos. Comprometido con el aprendizaje continuo, busco siempre estar al día con las últimas tendencias tecnológicas.
Deja tu comentario