El Asistente de Google obedece sin objeción
El Asistente de Google obedece sin objeción
  • Un artista arma un sistema que le permite crear un “arma Asistente de Google”. Su comando de voz activa el gatillo.
  • El vídeo de YouTube que publicó del artilugio es su última obra de arte.
  • La pieza plantea preguntas sobre la ética de la IA (inteligencia Artificial). Además de los posibles problemas legales que podría crear.

La antigua pregunta de “¿Qué es el arte?” Ha aturdido las mentes de muchas personas a lo largo de los siglos. Nos resulta fácil aceptar que algo así como la Mona Lisa es arte. Sin embargo, es difícil entender cómo un inodoro de porcelana autografiado por un artista y presentado en una galería podría pasar el examen.

La mayoría de las personas estaría de acuerdo en que el arte te hace pensar. Si esa es tu definición, entonces tenemos una pieza de arte para ti. El artista Alexander Reben recientemente lanzó un vídeo de su última creación. En el vídeo, le pide al Asistente de Google que dispare un arma. Y vaya si lo hace…

Todo esto es bastante inquietante

Reben dice a un sitio de tecnología que usó el Asistente de Google para realizar la hazaña. Pero que podría haber usado fácilmente un Amazon Echo o cualquier otro asistente virtual. Arregló la pistola con piezas de repuesto en su estudio. En estas piezas incluía un solenoide dispensador de cambio automático, una cuerda y un relé de control de la lámpara.

Parte del mensaje para mí incluye las consecuencias involuntarias de la tecnología y la inutilidad de considerar cada caso de uso“, dijo Reben. Se apresuró en señalar que su pieza pirateada podría haber activado también “una silla de masaje de espalda o una máquina para hacer helados“.

Con la prevalencia de la IA en nuestro mundo y cosas como Google Duplex causando escalofríos con lo espeluznantes y horripilantes que pueden ser los asistentes virtuales, el vídeo de Reben seguramente marca un punto de inflexión: ¿y si su vídeo fuera un arma real y disparara a una persona? Claramente, Reben sería culpable de apretar el gatillo al dar la orden, pero ¿hay leyes para defender la “muerte por un asistente virtual”?

Google ya prometió desarrollar un mapa de ruta ético en lo que respecta al futuro de la inteligencia artificial y sus aplicaciones. También está siendo criticado por el público en general y por sus propios empleados por ayudar al gobierno a utilizar la inteligencia artificial para impulsar drones militares.

Es probable que Reben intente decir que deberíamos hablar sobre la ética de la IA más temprano que tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí