google-pay-vs-samsung-pay
Google Pay vs Samsung Pay ¿Qué plataforma de pago es mejor?

Google Pay vs Samsung Pay: ¿Qué plataforma de pago es mejor?

Te mostramos cuál de las dos plataformas es más segura y nos ofrece más en el día a día
Te mostramos cuál de las dos plataformas es más segura y nos ofrece más en el día a día

La tecnología NFC por sus siglas en inglés (near field communication) empezó a implementarse en 2011 gracias al Nexus S 4G. En aquel entonces era el único dispositivo que ofrecía esta modalidad para realizar pagos y la verdad es que podía ser un tanto problemática. Hoy existen dos grandes plataformas y es de lo que os vamos a hablar: Google Pay vs Samsung Pay, ¿Cuál es mejor?

El principal problema que tenía este servicio durante sus primeros años, es que las operadoras hacían un fuerte seguimiento de todo lo que hacían los usuarios. En la actualidad ya no es así y como consumidores tenemos mucha más libertad. Hoy disfrutamos de muchas más opciones y basta con que nuestro móvil tenga un chip NFC para realizar pagos por esta vía.

Ciertamente, ambas plataformas cumplen con la misma función y tienen alguna que otra característica que las asemeja. Sin embargo, lo más probable es que llegues a sentirte más a gusto con una en particular. Hoy queremos ayudarte a decidir cuál es la mejor para ti.

YouTube video

Google Pay vs Samsung Pay: Decide cual es la mejor

Con la información que encontrarás a continuación, podrás tener una idea de cuál de estas dos plataformas se adapta mejor a ti y a la forma en la que planeas usar este servicio. Hemos recopilado datos de cada una para que las conozcas más a profundidad. Dicho esto, comencemos.

Qué es Google Pay y cómo funciona

Google-Pay
G Pay

Esta plataforma actualizó su app recientemente agregando, entre otras características, un apartado de recompensas que mejoran aún más la experiencia de usuario. Se trata de una aplicación que puede ser usada en casi cualquier dispositivo con Android, el único requisito es que sea compatible con NFC.

Si te preguntas cómo usar Google Pay, es muy sencillo, especialmente si tú móvil cuenta con escáner de huellas o desbloqueo facial. Bastará con desbloquearlo y acercar el teléfono al terminal de pago. Hecho esto, la información de la tarjeta que tengas predefinida se encargará de completar la operación.

Es justo reconocer que tanto la interfaz como el proceso de configuración de la app son más rápidos y amigables que la plataforma de Samsung. Además, cuenta con un enorme repertorio de bancos compatibles con su sistema. La lista se mantiene en constante crecimiento y resulta complicado encontrar bancos que no sean compatibles con G Pay.

Entre otras funciones, en algunos sitios es posible pagar el bus con esta app, agregar tarjetas de socios e incluso registrar billetes de avión. Si tuviéramos que destacar una gran contra del servicio, es que solo funciona en tiendas con tecnología NFC. Sin embargo, esto es algo que se vuelve cada vez más común en casi cualquier comercio o lugar.

Si tienes la posibilidad de pagar por esta vía, notarás que es realmente rápida. No hace falta lidiar con ningún botón, solo bastará con acercar el teléfono desbloqueado y listo. Sin duda alguna, es una excelente forma de hacer pagos y ahorrar tiempo. Debemos destacar además que los pagos NFC son bastante seguros, además de cómodos.

Mientras otros usuarios no puedan desbloquear la pantalla de tu móvil, no podrán realizar ningún pago con el mismo. Esto significa que este método es incluso más seguro que pagar con tarjetas de crédito físicas. Ten en cuenta que no es necesario registrar el número de tus tarjetas en la app por lo que las mismas no son comprometidas de ninguna forma.

Qué es Samsung Pay y cómo funciona

samsung-pay
Samsung Pay

Por otro lado, encontramos a Samsung Pay que, como supondrás, solo funciona en dispositivos de la marca. Si cuentas con uno o tienes pensado adquirirlo, puedes disfrutar de sus beneficios. Los modelos más antiguos cuentan con su propia versión de esta tecnología, llamada MST (Magnetic Secure Transmission). La misma permite enviar los datos de la banda magnética de tu tarjeta a terminales que no cuentan con NFC.

Sin embargo, a partir de la serie S21 se descontinuó el MST para dar paso al uso de Samsung Pay y la tecnología NFC. Esto, por desgracia, ha desplazado una de las grandes ventajas que tenía la marca sobre Google.

Una vez que hayas registrado tus tarjetas (Samsung Pay soporta casi tantas tarjetas como la app de Google) podrás realizar pagos tanto desde la pantalla de bloqueo como la de inicio con solo hacer un gesto. Igualmente, podrás cambiar entre tarjetas en cualquier momento, aunque debemos señalar que para pagar, esta aplicación cuenta con un paso de seguridad adicional en comparación a Google Pay y por ende, más incómodo.

Samsung Pay es compatible con smartwatch Samsung, por lo que este es un punto también a tener en cuenta.

Tras probarla, notamos que puede Samsung Pay puede ser un poco más lenta que Google Pay al momento de reconocer los lectores NFC. La impresión que nos dio la segunda es que este proceso era prácticamente instantáneo. En definitiva, Samsung Pay es seguro, pero un sistema más lento que G Pay. Nuestras opiniones están claras.

Igual que su contraparte, Samsung también soporta tarjetas regalo y de socios. De igual forma, podrás recibir ofertas especiales y descuentos según uses la app.

¿Cuál deberías usar?

Desde nuestro punto de vista, Samsung Pay no es razón suficiente para comprar un móvil de esta marca. El auge de la tecnología NFC hace que apps como Google Pay puedan ser usadas en cualquier dispositivo. Además, su interfaz nos ha parecido mucho más pulida que la de Samsung.

Si ya cuentas con un teléfono de dicha marca, tienes ambas opciones a tu disposición. Sin embargo, basados en nuestra experiencia te recomendamos el uso de Google Pay. Si tenemos que ser estrictamente claros, diríamos que no hay punto de comparación: Entre Google Pay y Samsung Pay, nuestra favorita es la primera.

5/5 - (3 votos)

Te recomendamos: