Samsung
Samsung

El vicepresidente de Samsung Group, Jay Y. Lee, estuvo casi a punto de llorar mientras daba su declaración final sobre el caso de corrupción del que fue acusado, por un supuesto soborno a funcionarios del gobierno para ganancias personales, malversación de fondos corporativos y perjurio. El lunes, los fiscales a cargo del caso solicitaron una sentencia de 12 años de prisión para el Sr. Lee debido a su participación en el escándalo político que sacudió a toda la nación del Lejano Oriente y resultó en el juicio político del presidente Park Geun-hye. La sentencia recomendada será la más grande emitida jamás a un ejecutivo de un conglomerado en Corea del Sur, si el tribunal accede a aplicarsela.

Mientras hablaba en la corte del Tribunal Central del Distrito de Seúl, Lee nuevamente negó cualquier acto ilícito y afirmó que no sobornó ni hizo ningún intento de sobornar al ex presidente Park, ni su asociado Choi Soon-sil, incluyendo lo dicho por los fiscales.

Las autoridades afirman que el heredero de Samsung gastó más de 37 millones de dólares en sobornos pagados a varias organizaciones vinculadas a la Sra. Park y a la Sra. Choi, así como a la hija de ésta última, Chung Yoo-ra. Fue acusado de hacerlo en un esfuerzo por asegurar la fusión en 2015 de dos compañías propiedad de Samsung, que racionalizaron los procedimientos de sucesión dentro del chaebol surcoreano y traspasaron más poder de administración a la parte del conglomerado controlado por la familia Lee, una noción que el equipo legal del demandado asegura que fue enteramente construida por los fiscales.

El vicepresidente de Samsung Group, Jay Y. Lee, estuvo casi a punto de llorar mientras daba su declaración final sobre el caso de corrupción del que fue acusado

El Sr. Lee dijo anteriormente que cualquier donación pagada por Samsung Group fue sancionada por el jefe de la Oficina de Estrategia del Futuro de la compañía y su jefe Choi Gee-sung, quien confirmó previamente esa demanda, aunque los fiscales solo solicitaron una condena de 10 años de prisión por el Sr. Choi, declarando explícitamente que creen que el Vicepresidente de Samsung Group  fue quien orquestó el acuerdo.

Se espera que el tribunal competente anuncie su veredicto el viernes 25 de agosto, dos días antes de que la orden de arresto de Lee expire. El conglomerado, con sede en Seúl y su división insignia Samsung Electronics, siguen produciendo más que bien a pesar de que su alto ejecutivo ha estado ausente desde febrero, aunque los observadores de la industria siguen siendo escépticos con respecto a sus perspectivas a largo plazo si el Sr. Lee se le otorga un larga condena de prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí