Dedo clonado para usar en sensores de huellas dactilares
Dedo clonado para usar en sensores de huellas dactilares

Un grupo de científicos han creado un dedo falso pero muy realista el cual esperan que sirva para lograr avances importantes en la tecnología de ID de huella dactilar.

Hoy en día podemos encontrar la identificación de huellas dactilares en cualquier lugar, pero siguen siendo la mayor vulnerabilidad de seguridad del teléfono. Los dedos falsos ya existen, pero los investigadores de la Universidad Estatal de Michigan han desarrollado una versión más avanzada que puede ser de utilidad en la prueba de escáneres digitales para aumentar el nivel de seguridad. El informe técnico sobre la investigación fue presentado a arXiv, un repositorio de artículos no revisados por pares. Este artículo también estará apareciendo dentro de poco tiempo en la revista IEEE Transactions on Information Forensics and Security.

No es tan complicado crear dedos falsos para violar la seguridad de un teléfono. Los investigadores de CITER lo han logrado usando moldes impresos en 3D desarrollados a partir de una imagen. En la conferencia de CCC en 2014, un investigador de seguridad llamada Starbug utilizó una foto alta resolución de la mano del ministro de Defensa alemán para desarrollar un modelo de trabajo.

Anil Jain, autor de este estudio, ha trabajado a durante varios años en los temas biométricos. El pasado año, la policía le solicitó a su laboratorio que recreara nuevamente las manos de un hombre muerto para desbloquear su teléfono, el equipo pudo lograrlo en el segundo intento. Para este nuevo trabajo, el equipo de Jain hizo uso de una impresora 3D para crear un molde de un dedo falso realista. Este dedo fue fabricado con diferentes tipos de silicona y pigmentos.

Para poder entender por qué el nuevo dedo es mejor, es necesario ver cómo funciona esta tecnología. Los lectores de huellas digitales hacen uso de diferentes métodos de identificación. Algunos son escáneres ópticos que básicamente capturan una imagen de la yema del dedo y lo cotejan con la información almacenada para ver si coincide. Algunos usan la conductividad de la piel y las corrientes eléctricas para crear la imagen en lugar de la luz; a estos se les llama escáneres capacitivos y pueden crear una imagen más clara. Otro método aplicado es el ultrasonido. En estos, el dedo es presionado por un pulso ultrasónico. Dependiendo de las crestas específicas de las yemas de los dedos, parte del pulso es absorbido y algunos de ellos retornan al sensor. El sensor utiliza el estrés mecánico para detectar los detalles de las yemas de los dedos. Los sensores de ultrasonido logran llegar mucho más profundo que los dos métodos anteriores, los cuales se enfocan en la superficie del dedo, y son mucho más caros, por ende, son muy poco utilizados.

El nuevo dedo de laboratorio posee las propiedades ópticas, eléctricas y mecánicas de un dedo real, en comparación con la mayoría de los dedos falsos que solo poseen un par de estas cualidades. Pueden ser usados para evaluar la precisión de los sensores ópticos frente a los sensores capacitivos. Estos son los dos tipos más comunes, sin embargo, en ocasiones sus lecturas no concuerdan. La idea es que el nuevo dedo pueda lograr que los diseñadores desarrollen lectores de huellas dactilares con mayor precisión y sensibilidad.

Mientras tanto, nosotros desde TecnoAndroid seguimos impresionados con los avances en la tecnología de reconocimiento facial y creemos que un conjunto de todas estas técnicas será lo que usemos (de forma segura) en un futuro no muy lejano.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí