El escáner de iris del Samsung Galaxy S8 no es infalible

El escáner de iris del Galaxy S8 se puede burlar con una foto… Lamentable (vídeo)

Pensábamos que el escáner de iris era el sensor más seguro que podía ofrecernos un teléfono móvil para mantenerlos fuera de personas indeseables en determinados momentos. El ejemplo perfecto es actualmente el Samsung Galaxy S8, el cual cuenta con dicho sensor. Pues bien, este sensor biométrico no garantiza la seguridad absoluta del dispositivo, de hecho lo podemos ver en el vídeo que ha publicado Chaos Computer Club en el que demuestra que no hay que trabajar demasiado para saltarse dicho sistema de seguridad.

Muestran como tomando simplemente la foto de un ojo de una persona con determinada resolución e imprimiéndola en un papel común, unido a una lentilla para imitar un ojo… y el resultado es instantáneo. De este modo se podría desbloquear cualquier Galaxy S8 con el sensor de iris activado.

Escáner de iris en el Galaxy S8

A pesar de las afirmaciones de Samsung de que el escaneo de iris está casi a la par con el sensor de huellas dactilares y muy por encima del reconocimiento facial, esto no debería de ser ninguna sorpresa. Un sensor de huellas dactilares puede ser burlado con ciertos trucos y tiempo, pero sin duda parece el método más seguro en la actualidad, ya que para burlar este método se necesitan procedimientos más complejos. Sin embargo si para lo que activas la seguridad en tu teléfono móvil es para posibles robos, sin duda el sensor de iris o de huellas es más que suficiente en un principio. Ya que el ladrón medio no lleva en su bolsillo una foto del ojo de su víctima en alta resolución para saltarse el sistema de seguridad.

Como dato, dos tercios de los teléfonos más modernos con sistema operativo Android usan bloqueo de seguridad en sus dispositivos en la actualidad, insuficiente para los datos que solemos llevar en nuestros dispositivos, muchos de carácter personal.

Deja una respuesta