Comparativa Exynos 8895 vs Kirin 960 vs Snapdragon 835
Comparativa Exynos 8895 vs Kirin 960 vs Snapdragon 835

Apenas tres semanas después de revelar el primer procesador Serie 9, el Exynos 8895, el procesador ha sido visto en la web de pruebas de rendimiento GeekBench. El procesador Exynos 8895 de Samsung está fabricado en un proceso de 10nm, lo que significa que ofrece una mejor eficiencia energética y menor generación de calor.

Exynos 8895 montado en el Samsung Galaxy S8 Plus

Exynos 8895 montado en el Samsung Galaxy S8 Plus
Exynos 8895 montado en el Samsung Galaxy S8 Plus

El Exynos 8895 fue pillado a bordo de un teléfono con modelo SM-G955F, el cual pertenece al Samsung Galaxy S8 Plus. El dispositivo muestra claramente como monta el Exynos 8895 respaldado por 4 GB de RAM. En la prueba de un solo núcleo, obtuvo 1978 puntos, mientras en en la multinúcleo llegó hasta los 6375 puntos.

Snapdragon 835 vs Exynos 8895

Snapdragon 835 vs Exynos 8895
Snapdragon 835 vs Exynos 8895

Comparado con el Snapdragon 835, el Exynos 8895 obtuvo mejores resultados tanto en prueba mononúcleo como multinúcleo, aunque la diferencia no es muy significativa. El factor que puede explicar la pequeña diferencia podría ser la velocidad de reloj del Exynos (1.90GHz), la cual es algo más alta que la del Snapdragon 835.

Exynos 8895 vs Kirin 960

Exynos 8895 vs Kirin 960
Exynos 8895 vs Kirin 960

En la comparación con otro de los procesador top del mercado, el Kirin 960, montado por ejemplo en el Huawei Mate 9, el resultado también revela una ligera diferencia. En esta ocasión, el Exynos 8895 puntúa mejor en la prueba de un solo núcleo, pero cuando llega la prueba multinúcleo, el el Kirin 960 quien toma la delantera. Por lo que podemos deducir, los tres procesadores tienen un rendimiento similar, sin grandes diferencias.

Exynos 8890 vs Exynos 8895

Exynos 8890 vs Exynos 8895
Exynos 8890 vs Exynos 8895

El Exynos 8895 trae una serie de mejoras tales como el aumento de un 27% de rendimiento y una disminución del 40% en el consumo de energía respecto a su versión anterior. El SoC utiliza una combinación de cuatro núcleos de segunda generación y cuatro núcleos Cortex-A53 junto con una GPU Mali-G71 MP20. Las mejoras son evidentes como podéis ver respecto a la versión anterior del SoC, el 8890, montado por ejemplo en el Galaxy S7 y S7 Edge.

Teniendo estos datos en la mano, viendo la igualdad que hay entre los tres procesadores más potentes del mercado, podemos decir que ahora queda que las compañías sepan aprovechar y optimizar sus dispositivos para que hagan un uso inteligente de toda esta potencia. Optimización señores, optimización….

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí