Diferencias básicas entre el Samsung Galaxy S8 y el LG G6

Cada año, se presentan diferentes modelos y características digitales presentadas para la comodidad y la eficiencia del consumidor. Las marcas reconocidas y que se mencionarán a continuación son la propuesta para este 2017 y son el Samsung Galaxy S8 y el LG G6. Sus diseños son atractivos y ambos destacan por contar con pantallas que aprovechan casi todo el frontal de los dispositivos. Ahora bien, cada uno cuenta con ventajas sobre el otro. Os mostraremos las diferencias básicas entre el Samsung Galaxy S8 y el LG G6.

TAMAÑO DE PANTALLA

El Samsung Galaxy S8, tiene una pantalla más grande que el LG G6 (5.8 pulgadas y 5.7 pulgadas), con una altura igual a este de 148.9 milímetros. El peso de estos en el caso del S8 es de 152 gramos y el G6 de 163 gramos.

La pantalla curva del S8 es muy vistosa, haciéndolo resaltar por su diseño con unos biseles muy estrechos que al sujetarlo se siente más cómodo en la mano siendo el LG G6 más delgado. Esto no es del todo positivo, porque esto permite que el S8 esté más expuesto y que se pueda romper con mayor facilidad, ya que su costado de metal es más estrecho, sin contar que el LG G6 tiene la pantalla plana que lo hace más resistente.

PROCESADOR MÁS POTENTE EN EL S8

El Samsung Galaxy S8 se ha asegurado la exclusividad temporal del Qualcomm Snapdragon 835 o procesador propio Exynos 8895 de ocho núcleos según el mercado. LG con vistas a sacar antes al mercado el LG G6 e intentar comerle terreno a Samsung, decidió montar un procesador Qualcomm Snapdragon 821, lo cual en este aspecto lo hace ir un paso por detrás.

CARGA INALÁMBRICA

Mientras el LG G6 solamente cuenta con esta característica en los dispositivos repartidos en el mercado estadounidense y canadiense, el Samsung Galaxy S8 contiene esta capacidad en cualquiera de sus dos variantes y en absolutamente todos los mercados. Un punto muy a favor del teléfono de Samsung.

SEGURIDAD

Samsung Galaxy S8 posee un lector de huellas y aún mejor, un lector de iris y reconocimiento facial, sin embargo este detalle desde un Android 4.0 Ice Cream Sandwich es capaz de ralizar (aunque hay que ver diferencias en cuanto a complejidad). En este punto, el Galaxy S8 también está por delante en cuanto a opciones disponibles.

Los dos dispositivos cuentan con certificación IP68 que les otorga capacidad de inmersión de hasta 1.5 metros de profundidad con un máximo 30 minutos.

CÁMARAS

El G6 tienen doble cámara trasera, teóricamente con mejor rendimiento. Sin embargo, sobre la práctica se demuestra que no es tanta la diferencia, de hecho es cuestionable la misma. Podéis ver la comparativa en el artículo que os mostramos a continuación.

MEMORIA INTERNA

El Samsung Galaxy S8 tiene un espacio de almacenamiento interno de 64GB de serie, aventajando así al LG G6 que cuenta con una memoria interna 32 GB. Lo bueno es que los dos ofrecen la posibilidad de expandirla mediante microSD. Los dos cuentan con una memoria RAM de 4GB.

PRECIO

No hay manera de pensar en que alguno de estos dos teléfonos lleguen a ser económicos (al menos en un principio). Sin embargo generalmente el LG G6 contará con mejor precio por dos razones. La primera de ellas es que ha salido antes y la segunda es que aún saliendo a la vez, éste seguiría teniendo mejor precio.

Los dos modelos tienen particularidades que los diferencian y que queda a decisión del comprador con cuál quedarse o a cuál darle más preferencia. Queda claro que cada uno posee funciones que le dan ventaja respecto al otro y el futuro comprador determinará si quiere dejarse llevar por el diseño exterior que cada uno posee o por sus funciones internas, que lo hacen de igual manera distintos pero con la similitud de casi no tener biseles.

Post Relacionados:

Deja una respuesta