Consumismo zombie
Consumismo zombie

Partiendo de la base de que cada uno hace con su dinero lo que le sale de las santas narices (por mantener las formas), estamos en un problema y en una burbuja que en algún momento deberá de explotar. Tú, y en general muchos usuarios (incluido en el algún momento el que aquí mismo escribe) nos lanzamos de cabeza a por los nuevos smartphones cuando salen a la venta sea cual sea su precio… consumismo que le llaman.

Consecuencias

El problema que se presenta es que las principales compañías, ya sea Samsung con su gama Galaxy S o Note, Apple e incluso Huawei en menor medida (pero volviéndose loco con su versión Porsche Design, una absoluta locura) es que vamos como locos a comprar el nuevo ‘X’ como absolutos obsesos sea cual sea el precio y buscando formas de hacerlo, como si es vendiendo nuestra alma al diablo.

¿Las consecuencias? Que las compañías ven que tienen un público objetivo que paga lo que haga falta, de modo que el precio de salida siempre es al alza (subiendo cada año como consecuencia algunos casos), para que esos ‘locos’ compren, y una vez baje la demanda inicial y dichos caprichosos usuarios (pero respetables) obtengan su nuevo smartphone. A posteriori el precio se reduce SIEMPRE en un corto espacio de tiempo. La estrategia es clara, y por supuesto, funciona.

Beneficios bestiales en la primera tirada

Muchos de esos usuarios reportan gran cantidad de beneficios a las compañías, y muchos de vosotros (y nosotros en algún caso como ya hemos dicho) termináis pagando la inversión inicial en publicidad de las propias compañías. Un negocio redondo, una inversión siempre rentable para las propias compañías, un primero de márketing en toda regla.

smartphone-consumismo-zombie

Si nos ponemos a pensar fríamente, ¿cómo es posible que un OnePlus 5 (por poner un ejemplo) cueste la mitad o menos que un Samsung Galaxy Note 8? Es una barbaridad de diferencia. Es cierto que el Note 8 es mejor en algunos aspectos, pero ¿tanto como para costar el doble?, la lógica nos dice que absolutamente no. Entonces, ¿qué estamos pagando de más?. Pues impuestos, comercialización globalizada y sobre todo amigos míos, la publicidad, y ‘gambas’ para los grandes inversores/accionistas. La cosa está muy clara.

Es lícito pero moralmente está al límite

Claro que puedes gastar el dinero en lo que te plazca, igual que hay gente que paga millonadas absurdas (bajo nuestro punto de vista) por simples cuadros. Pero estamos empujando a las compañías a seguir subiendo los precios, una minoría está empujando de manera inequívoca a que los precios iniciales de los smartphones sigan subiendo. ¿Por qué? Pues simple:

  1. Probemos con 800€/$ (799€/$ que se ve mejor y parece menos…)
  2. Han pagado cientos de miles dicho precio señor, aún hay margen de subida

Año siguiente y así sucesivamente:

  1. Probemos con 899€/$
  2. Han vuelto a pagar cientos de miles señor, aún sigue siendo rentable subir, siguen pasando por caja

Y así están actuando las grandes compañías y así es como está funcionando el mercado, muchos usuarios pagáis la inversión en publicidad de las mismas, y estáis contribuyendo a enriquecer a los ya ricos, muy ricos, los cuales aún buscan (por si no bastaba), una mano de obra más barata (esto da para otro artículo).

¿Tú de que bando eres? ¿Vendes tu alma al diablo pagando lo que haga falta por un nuevo smartphone o teléfono móvil como si no hubiera mañana? ¿O eres de los que esperas una bajada de al siempre inflado precio inicial?

Deja tu comentario y veamos cómo está distribuido el mercado entre nuestros lectores. ¡Es gratis!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí