Tras la catástrofe sufrida en Samsung después del fiasco del Samsung Galaxy Note 7 y sus baterías incendiarias, la compañía surcoreana puso en marcha un programa en el que se potenciaba sobremanera la seguridad de las baterías equipadas en sus dispositivos. El primero en probar dicho sistema ha sido el Galaxy S8, y tal como podéis ver en el vídeo, el sistema es increíblemente efectivo.

Tras cortar el dispositivo y seccionar parte de la batería, se aprecia como empieza a humear y a hincharse, pero en ningún momento sale chispa alguna ni llama, algo que sorprende a los presentes, ya que es algo que no suele ser habitual. Sin duda lo que pregonaba Samsung sobre su nuevo sistema de seguridad para las baterías no era ‘humo’, si no que en la práctica el resultado es absolutamente eficaz.

El Galaxy S8 parece lo que no es

Se puede apreciar también la resistencia que ofrece el cristal del Galaxy S8, algo que sin duda para un dispositivo de sus características es de agradecer, ya que en un principio se puede considerar como un teléfono frágil, algo que no se corresponde con la realidad. En lo que seguro coincidimos es en algo: ver lo que hacen con el pobre Galaxy S8 en el vídeo duele, nos duele mucho.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor inserta tu comentario!
Introduce tu nombre aquí