Cómo asegurar tu dispositivo Android con un patrón, pin o código de seguridad

En los dispositivos Android la pantalla de bloqueo ofrece si así lo queremos, la cualidad de asegurar el equipo, por lo que para los usuarios de Android es importante que esta cuente con la mejor protección en según que casos. Llevar a cabo esta acción para aumentar vuestra privacidad es muy sencillo, en según que dispositivos contaremos con más o menos opciones, que con el tiempo y la evolución tanto de Android como de los dispositivos móviles han ido variando en parte, mejorando la seguridad de estos.

Una muestra de ello son los widgets de pantalla de bloqueo han ido desapareciendo. Hoy día usar el menú de seguridad se convierte en un cómodo paseo.

Para iniciar este proceso, debéis dirigiros hacia el menú “Ajustes”. Hay diferentes formas de acceder a este menú, podéis bajar la pantalla de notificación y pulsad sobre el ícono de configuración (hay equipos Android en los que debéis tirar dos veces de esta pantalla de notificación para poder ver el icono de configuración); también podéis ir al cajón de aplicaciones y pulsad sobre el ícono Ajustes.

Ya dentro del menú de Ajustes, dirigiros hasta la sección que dice “Ajustes avanzados” y pulsad en la opción “Seguridad”. Puede variar la ruta en según que dispositivos, ojo. En dispositivos Huawei por ejemplo está en la pantalla Ajustes > Bloqueo de pantalla y claves > Claves.

La primera opción que os encontraréis en este menú debe ser “Bloqueo de pantalla”, esta es precisamente que la que estáis buscando, pulsad sobre él.

A continuación, veréis en la pantalla las siguientes opciones.

  • Ninguna o Nada: No bloquea la pantalla de bloqueo, por lo tanto no tenéis seguridad.
  • Deslizar: Esta opción no es del todo segura, ya que solo debéis deslizar la pantalla para que el dispositivo se desbloquee.
  • Patrón: Permite desbloquear el dispositivo solo si se ingresa un patrón específico de desplazamiento a lo largo de una serie de nueve puntos.
  • PIN: Es un número de identificación personal. Es algo similar como el que usáis en vuestra tarjeta de débito, pero no es nada recomendable que uséis el mismo número.
  • Contraseña: Es una clave específica para la pantalla de bloqueo, no es la misma contraseña de Google, otra dirección de correo electrónico o alguna red social. Colocarle una contraseña al teléfono es la forma más complicada de desbloquear el dispositivo.

Ahora, pulsad sobre la opción que deseáis utilizar y dejaros guiar por las indicaciones que os muestre el equipo para lograr una correcta configuración.

¿Cual de ellas es más efectiva?

La configuración que escojáis es decisión vuestra, ya que cada opción tiene sus pros y sus contras. Os muestro algunos ejemplos, las opciones de patrón y PIN se pueden descubrir rápidamente gracias a las manchas que dejan vuestros dedos sobre la pantalla (a menos que uséis siempre un limpiador de pantallas), por lo que esto permite que vuestra seguridad sea vulnerable, efecto que no sucede con la contraseña. Por otra parte, un PIN es en teoría más fuerte que una contraseña, a menos que esta se componga por una ensalada de letras y números que aumenten su nivel de seguridad. Ciertamente es solo una teoría, aunque al fin y al cabo es mejor que no tener ningún método de seguridad en vuestro dispositivo.

Para algunos usuarios, configurar el bloqueo de pantalla, más que una necesidad, en ocasiones es una molestia debido a que se tarda más en desbloquear el teléfono móvil. Sin embargo, para suerte de estos usuarios, las versiones más recientes de Android contienen un “Bloqueo Inteligente”, con el cual se os facilita el desbloqueo del teléfono inteligente cuando os encontráis en casa, en el coche o en cualquier otro lugar donde realmente es seguro realizar el desbloqueo.

Post Relacionados:

Deja una respuesta