Actualmente el duelo es Android vs iOS sin ningún competidor en el horizonte

Opinión: Android mató a Windows Phone, no Apple

Bien podemos decir que Windows Phone está muerto y enterrado (con la excepción de un puñado de dispositivos con Windows 10). Ahí está, encerrado en el cementerio de plataformas de teléfonos inteligentes fallidas. Causa de muerte: . Si, aunque no lo queráis creer.

Apple revolucionó todo en los dispositivos móviles. Sin embargo, en los años caóticos después de su lanzamiento, se abrió una brecha para ser la alternativa que en última instancia tendría el control de la participación en el mercado. Era la oportunidad para Microsoft, pero Google se adelantó.

Comencé a reflexionar acerca de lo sucedido con estos teléfonos inteligentes y de cómo el 10º aniversario de iPhone llegó y se fue. Y la única idea que sigue presente en mi cabeza es lo poco que todo el mundo sabía que ocurriría dentro de la industria de los teléfonos inteligentes justo antes de la llegada del iPhone. Nadie sabía que no lo sabían.

Eso dio lugar a algunas citas hilarantes de los competidores de las cuales es fácil burlarse justo ahora. El CEO de BlackBerry, Jim Balsillie dijo “al hablar de una especie de cambios abiertos para BlackBerry, creo que sería algo muy exagerado.” El CEO de Palm, Ed Colligan dijo “los chicos de PC no van a entender esto, no van a caminar con ello.” Steve Balmer, CEO de Microsoft planteó “no atrae a los clientes de negocios porque no cuenta con un teclado”.

Después de que dijeran estas cosas, cada uno de estos CEOs intentaron (y fallaron) buscar la forma que les permitiera responder adecuadamente al iPhone. BlackBerry lo hizo con conductos grabados de software adicional en su plataforma ya envejecida y buscó hacer que la pantalla fuese un botón gigante. Palm quiso hacer de ella un webOS, pero no contaba con soporte en las líneas de distribución, ni podía hacer productos lo suficientemente buenos que condujera a los consumidores a salir y comprar sus dispositivos.

La respuesta de Microsoft fue Windows 6.5, un hack en un antiguo sistema operativo que no estaba diseñado para trabajar en dispositivos con pantalla táctil completamente. A continuación, Windows Phone 7 apareció, y significó un reinicio admirable con ideas de diseño genuinamente nuevas. Sin embargo, llegó demasiado tarde, y trastabilló. Windows Phone 8 tomó una mala situación y solo hizo que la apasionada fanaticada de Windows terminara mucho más molesta cuando se enteraron que los dispositivos existentes no recibirían actualizaciones de software (lo mismo ocurrió con Windows 10, aunque realmente ya no importaba).

Pero aquí no queda todo: en algún momento Microsoft compró Nokia y tiró por la borda a la marca de teléfonos con la mayor reputación y confianza en la historia de la telefonía móvil. ¡Qué gran trabajo!

Por lo tanto, mientras que Microsoft no aportó nada positivo, puedo asegurar con total firmeza que todas estas maquinaciones y movimientos no fueron una respuesta para el iPhone. El verdadero enemigo era la empresa que había fijado su mirada en las ambiciones del teléfono de Microsoft desde antes del lanzamiento de iPhone.

Obviamente, esa empresa era Google. Ésta solo buscaba enfrentar al iPhone por la tangente. El blanco real de Google siempre fue Microsoft, y dio justo en el centro de la diana.

La mejor ventana en la que Google pensaba mientras se encontraba creando Android era la disputa legal del 2012 que tuvo Oracle sobre Java. Los detalles profundamente nerd de la API de ese caso, realmente hoy no importan. Pero el proceso de una prolongada contienda judicial pública nos brinda un regalo único y especial: testimonios y documentos.

Justo aquí hay algo de lo que el entonces CEO de Google, Eric Schmidt, tenía que decir sobre la creación de Android.

P: Y una vez que Android llegó junto con el Sr. Rubin a bordo, ¿había una estrategia de negocios formada sobre lo que Android sería y cómo funcionó?

R: Sí.

P: ¿Puede decirle a los miembros del jurado sobre eso? ¿Qué era?

R: Recuerdo que la estrategia que evolucionó durante el primer año, que sería aproximadamente 2000 y 2006, fue construir una plataforma -que, una vez más, ya habíamos discutido- sería libre y clara de algunas de las otras restricciones de licencias que estaban frenando la industria, y que, de hecho, crearía una alternativa viable a los entonces principales actores de la época. Como usted ha visto antes en los documentos.

Así que nuestra idea era que si hacíamos algo que estaba disponible en general, proporcionaría mucho valor al cliente; Podría ser una plataforma muy grande; Y crecería muy rápidamente. Todo lo cual, de hecho, ha ocurrido.

P: Cuando dices abierto o alternativo a lo que estaba ahí afuera, explícales a nuestros jurados lo que quieres decir con eso.

R: Bueno, en ese momento, estábamos muy preocupados por los productos de Microsoft. Es difícil relacionarnos con eso ahora, pero en ese momento estábamos muy preocupados de que la estrategia móvil de Microsoft tuviera éxito.

También es cierto en el momento en que el principal jugador en la industria era Nokia, que tenía un sistema operativo llamado Symbian, que también nos preocupaba.

Esto fue antes de que el iPhone fuese anunciado y antes de que se produjera la revolución del iPhone.

¡DIABLOS! SUPONGO QUE NO VAMOS A LANZAR ESTE TELÉFONO

Gracias al beneficio de la retrospección, hasta ahora esto se ve muy valioso. La idea de que Google se encontraba aterrorizada de Windows Mobile resulta difícil de asimilar en nuestras cabezas hoy en día. Después de todo, todos sabemos que fue el iPhone quien revolucionó los teléfonos móviles, fue el iPhone quien hizo que todas esas otras compañías lanzaran productos elaborados a medias y mal equipados como una parada antes de reelaborar sus plataformas en el futuro.

De hecho, eso también sucedió con Android. El famoso Andy Rubin renovó el plan de lanzamiento de Android cuando vimos la presentación original del iPhone:

Rubin se encontraba tan asombrado de lo que Jobs estaba dando a conocer que, en su camino a una reunión, hizo que un conductor se detuviera para poder terminar de ver la transmisión por Internet.

-¡Diablos!- dijo a uno de sus colegas en el coche-. Supongo que no vamos a lanzar ese teléfono.

Pero os invito a volver por un segundo a Schmidt en ese juicio. Lo que él y los otros ejecutivos de Google les preocupaba era asegurarse de que los usuarios continuaran teniendo acceso a la búsqueda de Google. Vio claramente que terminaría siendo una plataforma de software que muchos fabricantes licenciarían y usarían para fabricar teléfonos, y quería que Google estuviera en él.

En lugar de confiar en Microsoft y Nokia y en todos los demás para mantener sus plataformas abiertas a ellos, Google simplemente siguió adelante e hizo la plataforma abierta en sí. Y luego lo lanzó para que cualquiera pudiese usarlo gratuitamente, subvalorando la cuota de licencia de Microsoft para Windows Mobile.

Lo que mató a Windows Phone fue el golpe del mercado que recibió de Android. Demoró mucho tiempo para que Microsoft lanzara un competidor viable al iPhone – en realidad no aterrizó hasta el 2010. Para ese momento, Android ya llevaba dos años en el mercado y Verizon vendía el Droid desde hacía un año.

En aquel momento, a pesar de la irrupción que iPhone produjo en el mercado, los mercados de distribución de EE.UU. todavía tenían el poder para determinar los ganadores y perdedores. Y puesto que sólo AT&T tenía el iPhone, los otros tres en los Estados Unidos estaban buscando su producto competitivo. Verizon, en particular, estaba a punto de convertirse en el rey.

En 2008, Verizon aprovechó la tormenta de BlackBerry, que fue un colosal fracaso. En 2009, Verizon miró que alrededor había más. Palm no había sido capaz de convencer a Verizon para recoger el Palm Pre. Así que Verizon se lo jugó todo en Droid y el resto es historia.

Obviamente, esto es un calendario demasiado simplificado. Nokia habría-podría-debería hacer un movimiento, por ejemplo. Palm y BlackBerry y todos los demás cometieron suficientes errores como para llenar libros.

Pero en el móvil, no hay mayor habría-podría-debería que Windows Phone. Todo lo que Android tenía era algo que Microsoft básicamente ya estaba tratando de hacer. Solamente que Microsoft no lo hizo suficientemente bien, no era tan libre y ya era demasiado tarde, hasta el día de hoy, que ya sabemos cual es el resultado.

Posts Relacionados

Cómo detener aplicaciones que funcionan en segundo... Los teléfonos nuevos son algo maravilloso, pero con el tiempo tu nuevo teléfono inteligente se hace más lento. Moverse e...
La navegación por gestos estilo iPhone X llegará a... Lo que se suponía que sería una publicación de Android Developers Blog sin complicaciones ha dado un giro inesperado ya ...
Algunos fabricantes de smartphones Android mienten... Las actualizaciones en Android han sido (y son) un desastre durante mucho tiempo. A pesar de los mejores esfuerzos de Go...
Cómo jugar a juegos de Android en PC de forma senc... No es necesario que tengáis un dispositivo para poder jugar con los juegos desarrollados para Android. Si sabéis como ju...

Deja una respuesta